Recetas de bacalao a la vizcaina

Deliciosas recetas de bacalao a la vizcaina

Bacalao a la vizcaína sencillo

Bacalao a la vizcaína sencillo

El bacalao a la vizcaína es un plato que podemos degustarlo en cualquier momento del año dado que no es tan contundente como se piensa, de hecho es estupendo para disfrutar cualquier día de verano porque no solamente puede comerse caliente sino que incluso podemos degustarlo frío.

Para preparar este plato se necesitan estos ingredientes:

  • 4 trozos gruesos de bacalao salado/li>
  • 3 cebollas rojas picadas muy finas.
  • 10 pimientos choriceros remojados en agua templada.
  • Un trozo de panduro, tostado y picado muy fino.
  • 4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra.
  • 100 mililitros de caldo de pescado.
  • Sal marina fina.

Modo de elaboración

El bacalao debe estar desalado un mínimo de 12 horas, aunque se recomiendan 24, y hay que cambiarle el agua en varias ocasiones, 4 o 5 mínimo, para eliminar el exceso de sal que tiene.

Asimismo hay que asegurarse de que los trozos de bacalao no tienen ninguna espina pasando el dedo suavemente sobre el pescado para localizarlas y retirarlas con unas pinzas.

Una vez listo el bacalao lo secaremos y colocaremos en una sartén amplia con la piel hacia arriba, cubriremos con agua y una cucharada de aceite de oliva. Pondremos a fuego medio y lo calentaremos durante dos minutos hasta que el bacalao libere su gelatina.

Retiraremos el bacalao con cuidado y reservaremos junto a un poco de su propio jugo de cocción para no dejarlo seco, filtrando el líquido mediante un colador fino.

En una cacerola de tamaño medio calentaremos el resto del aceite de oliva, agregaremos la cebolla y coceremos a fuego suave durante 20 minutos hasta que estén pochadas.

Sacaremos los pimientos choriceros del agua después de haberlos hidratado, los cortaremos longitudinalmente y quitaremos las pepitas para después pasar una cuchara y llevarnos toda la pulpa de todos los pimientos y reservarla.

Cuando la cebolla esté pochada incorporaremos la pulpa de los pimientos, el pan tostado picado y el caldo de pescado, mezclaremos bien y coceremos durante un cuarto de hora.

Probaremos cómo está de sal y rectificaremos si fuese necesario. Pasaremos toda la mezcla por el procesador de cocina o la batidora para que quede completamente triturada. Si nos hemos pasado y está muy líquida podemos echar un poco más de pan y si nos ha quedado muy espesa hay que echarle un poco más de caldo de pescado.

Emplataremos un trozo de pescado por comensal y lo cubriremos con la salsa caliente, decorando con unas hojas de perejil por encima.

Consejos

Si no tenemos pimientos choriceros podemos utilizar concentrado de pimiento choricero, es un poco más caro pero el sabor es espectacular. El caldo de pescado se puede sustituir por agua con una pastilla de caldo concentrado de pescado, aunque siempre será preferible el fumé.